Un nuevo torneo de países. Otra oportunidad para el Rey sin corona con la casaca albiceleste. Messi, Kun, y Di María lideran a una selección en pleno proceso de regeneración.

Al mando está un Lionel Scaloni que poco se puede decir de él y su trabajo en Argentina. Ni sabemos lo que es como DT, ni lo que quiere. Uno de los puntos a favor que tendrá su equipo es que ya no tienen la presión de 2016.

Todo el mundo sabe que no son ni cerca favoritos para levantarla el 14 de Julio en el Maracaná. Por delante está Brasil, Uruguay y hasta Colombia.

Messi en Rusia

Esta descompresión emocional podría favorecer al Clan de Messi. Una familia herida que vio como la falta de suerte terminó sentenciándolos a la nada y al dolor. Y así somos en este cruel mundo. Solo vale el triunfo, los perdedores solo tienen espacio para protagonizar una pequeña serie de Netflix.

El grupo no será sencillo, y el debut, mucho menos. Colombia es quizá junto con Uruguay las selecciones con proyectos más asentados, a pesar de que Queiroz acaba de ingresar al timón cafetero. Las raíces que dejó Pekermán son muy profundas.

La columna vertebral del equipo es la misma que ha tenido grandes momentos de gloria. Falcao, James, Cuadrado y Ospina.

El partido contra Colombia va a ser durísimo y será el termómetro perfecto para divisar el futuro que tendrán ambas selecciones. Lionel Messi tiene una de las últimas oportunidades para pisar el Olimpo con Argentina.

Esta vez cuenta con algunos recursos ofensivos más creativos. Lo Celso tiene ese don de ver los espacios donde no los hay, y esto ayudará en demasía a la libertad que pueda tener Messi.

Lee también   En Argentina investigan una red de abusos sexuales en las fuerzas básicas

Kun y su romance con las redes en Manchester City debe mantenerse en Argentina. Los fantasmas de Higuain, Palacio y compañía deberían estar enterrados. Y para esto, sólo existe un exorcismo posible y lo tiene Agüero en sus pies.

Paraguay y Colombia son equipos complejos. Rocosos. Fastidiosos. Lo que tiene a favor Argentina es el historial que somete a Colombia. 18 triunfos albiceleste y solo 8 colombianos. Y muy poco más.

Aunque, si nos quedamos en la última década, Colombia no ha podido ganarle a Argentina. El último triunfo fue por allá en 2007, Eliminatorias en El Campín. 2-1. De resto, se han enfrentado 8 veces. 4 triunfos albiceleste y 4 empates.

Al final, solo son números. Y cada juego es una guerra distinta que debe disputarse con los recursos correctos. Colombia, si a usted le gusta apostar, parte como la favorita. Pero como con Messi todo es posible, no dé por sentado un nuevo fracaso argentino.