Captura de pantalla 2016-11-16 a las 12.19.49 p.m.

En 1998 se vivió una situación similar a la que comandó Lionel Messi anoche en rueda de prensa post partido con la selección argentina, donde manifestó que no hablarían más con la prensa por acusaciones personales a Ezequiel Lavezzi.

El caso de otrora fue liderado por Diego Simeone, quien leyó el comunicado, donde manifestó que no hablarían más con la prensa por las cosas comentadas sobre un jugador al que se le catalogó de doparse y de no estar en condiciones físicas.

En el comunicado, Simeone, dijo algo muy similar a lo que habló Messi la noche de este martes: “estamos dispuestos a soportar las críticas más duras en cuanto al rendimiento futbolístico del equipo pero, por favor no jueguen con las personas por una necesidad de llenar espacios”.

El jugador al que se le criticó con estas cosas fue Juan Sebastián Verón, durante el mundial de Francia de 1998.

En esa rueda de prensa, Gabriel Batistuta se enfrentó con un periodista, porque también se le achacó que había hablado mal de Diego Simeone.

Diarios argentinos expresaron que la situación se solventó, pero luego del hecho, las notas de prensa eran sobre la selección argentina en general y no sobre individuos.

Lee también   “Si eres futbolista creces en un mundo restringido, en una burbuja”