Photo: Glyn Kirk | AFP

Ayer el Arsenal concluyó un partido agridulce pues acortó a un punto su distancia ante el United en la cima de Premier League (en su duelo pendiente), pero en la cuenta le cargaron dos lesionados: Theo Walcott y Cesc Fábregas. Lo peor del caso es que el domingo se les viene en la agenda la final de Carling Cup y tanto Theo como Cesc deberán ver por TV el determinante juego.

Lo confirmó Arsene Wenger, director técnico gunner, en declaraciones publicadas por la página oficial del club londinense. “Es una lesión muy pequeña, pero sin duda Cesc no podrá jugar el domingo. ¿Cuánto tiempo más? No lo sé. Pero seguro que no jugará el domingo”.

Y continuó en la condolencia, apoyando a su capitán y figura: “Cesc está decepcionado. A todos nos da pena y nos sentimos tristes por él. Pero la única forma de ayudarle es ganar la Copa de la Liga el domingo, en la que él ha contribuido tanto”.

Aunque no quiso fechar el regreso de Fábregas, incluso de la de Walcott, Wenger sí aclaró que el volante catalán podrá jugar contra Barcelona en el juego de Champions League del próximo 8 de marzo.

“Le vi esta mañana. Tiene el típico esguince de tobillo. No creo que haya algo más dañado pero sigue siendo un esguince. Estamos tristes por él también. Estará de baja el domingo y puede que por una o dos semanas”.

Lee también   Wenger: "Alexis está listo para jugar este fin de semana"