El Arsenal anunció este lunes el mayor acuerdo de patrocinio deportivo de su historia, al haber firmado un contrato de larga duración con la marca Puma, que sustituirá a Nike como proveedor del equipo a partir del próximo 1 de julio.

A pesar de que ninguna de las partes ha revelado el monto de la operación, la prensa inglesa ha publicado que Puma pagará 30 millones de libras (49,5 millones de dólares) al año por vestir al equipo londinense las próximas cinco temporadas.

«El mayor contrato en la historia de Puma y del Arsenal», señaló el comunicado del club inglés, que finaliza con la estadounidense Nike, marca encargada de vestir al club desde 1994.

«Estamos muy contentos de asociarnos con Puma, una empresa cuyo patrimonio futbolístico e innovación tienen una gran afinidad con nosotros. Esto representa otro gran paso fuera del campo para el Arsenal», señaló el presidente ejecutivo del club Ivan Gazidis.

«Representa una gran oportunidad comercial y de marketing para reforzar la credibilidad de Puma como marca internacional. El Arsenal ha sido un objetivo estratégico de Puma durante varios años», añadió el presidente ejecutivo de Puma Bjorn Gulden.

La marca alemana, durante décadas una de las más importantes en la fabricación de calzado de futbol, tiene acuerdos individuales con jugadores como el francés Olivier Giroud, del Arsenal, o el español Cesc Fabregas, excapitán de los Gunners y actualmente en el Barcelona.

Lee también   FIFA devuelve dinero a Brasil