Así afectará el Brexit al futbol inglés y a la Premier League

Con la victoria del Brexit, que excluye al Reino Unido de la Unión Europea, puden venir cambios que afecten principalmente al futbol inglés y a la Premier League. Repasamos en qué puede afectar este movimiento político al futbol británico al corto, medio y largo plazo.

Foto vía twitter cortesía de @premierleague

Hoy 31 de enero, el Reino Unido sale por votación de la Unión Europea. La salida a todos los niveles se aplicará a partir del 31 de diciembre de 2020. Hasta esa fecha quedará un periodo de transcisión donde todo seguirá funcionando bajo los parámetros actuales.
En general los votantes en favor del Brexit fueron gente mayor de zonas rurales. Londres y Escocia votaron en contra de esta exclusión. Extraoficialmente se conoce que la Premier League estaba en contra del Brexit, sabiendo lo que podía afectar esto a la liga tanto en lo deportivo como en lo organizativo.

Las primeras consecuencias del Brexit en el futbol británico y en el inglés en particular serían:

No podrán fichar a jugadores menores de 18 años:

FIFA prohibe estos fichajes, pero tiene un acuerdo con la Unión Europea, donde a partir de los 16 años, los jugadores pueden acordar con sus clubes.
De momento FIFA no se ha expresado respecto a lo que pueda ocurrir en Inglaterra y el resto del Reino Unido.

Ahora incluso los jugadores europeos necesitarán el Permiso de Trabajo:

Recordando que estos permisos son necesarios para que los futbolistas que lleguen a Inglaterra y resto de Gran Bretaña puedan firmar sus contratos y ejercer su actividad deportiva como profesionales.

Antes del Brexit, los pasaportes comunitarios de la Unión Europea no precisaban de estos permisos. Esto cambiaría y por ejemplo, un futbolista español, francés, alemán, portugués, holandés, belga o italiano, necesitarían en muchos casos de esta documentación para firmar con un club británico.

En teoría las grandes figuras y jugadores ya contrastados e internacionales con sus selecciones, no tendrían mayores problemas porque dan garantías de éxito. Pero jugadores que en su momento no eran tan conocidos como pueden ser Ngolo Kanté, Virgil VanDijk, Sadio Mané o Riyad Mahrez, hoy consagrados en sus clubes y a nivel internacional, tendrían inconvenientes para fichar por clubes británicos.

Por ejemplo, Kanté fue firmado por Leicester procedente del Caen francés. VanDijk pasó del Groningen holandés al Celtic escocés, y luego a Southampton. Mané pasó del Salzburgo de Austria a Southampton. Mahrez dejó LeHavre del futbol galo para firmar con Leicester.
Con las nuevas medidas que busca aplicar el Brexit, ese tipo de jugadores, como hay muchos otros casos, hoy grandes estrellas reconocidas mundialmente, les habría costado mucho conseguir un permiso de trabajo en el Reino Unido y no habrían llegado a la Premier.

Lee también   BOY | No le obsesiona el título

Esto afectaría sobre todo a la Premier League, liga que busca contratar a las grandes figuras del mundo del futbol, o a los que tienen esas condiciones para transformarse en una de ellas. Mientras que The FA (la federación inglesa) apuesta más por el talento local para favorecer a la Selección Inglesa, por lo que el Brexit impulsaría la promoción de los jóvenes ingleses en los clubes, sobre todo de la segunda mitad de la tabla.

Por su parte, a la postura independiente de la Premier, no le importa lo que ocurra con la FA ni tampoco con el seleccionado nacional inglés. Ellos buscan ser la liga más poderosa de Europa y del mundo sin detenerse a pensar en favorecer a terceros con la promoción del talento local. Tal vez en el largo plazo, el Brexit pueda erosionar y hacer tambalear a la exitosa competición que tiene como vigente campeón al Manchester City, y probablemente al futuro campeón Liverpool.

Se vendría una dura transición económica que afectaría varios niveles:

Desde Gran Bretaña preveen con un profundo análisis que atravesarán problemas económicos en los primeros años. Problemas que podrían ser de mayor o menor importancia.

Esto sin duda afectaría el contexto del fútbol inglés, pues se vería atacado el bolsillo de los aficionados que gastan dinero en sus clubes. Pero lo grave de la situación se vería en los derechos televisivos.

Es conocido que el posicionamiento actual de la Premier sobre el resto de ligas Top europeas se debe al amplio ingreso económico que reciben los veinte equipos que integran la máxima categoría inglesa por sus derechos televisivos. Los clubes más pequeños tienen en estos derechos televisivos practicamente un 80% de lo que entra a sus arcas. Por lo que si estos ingresos por derechos de transmisión bajan, esto afectaría duramente a los clubes que no pertenezcan a la primera mitad de la tabla.

Al devaluarse la Libra, los jugadores extranjeros serán mucho más caros para los clubes ingleses. Puesto que los clubes de otros países no dudarían en sacar ventaja de esto en su beneficio.

Todo esto incluso afectaría en mayor medida a la Premiership de Escocia, liga que intenta mantenerse a la sombra de la poderosa Premier y del Championship (2da inglesa), con Rangers y Celtic como principales argumentos.