Todo apunta a que el derbi de este sábado va a estar lleno de morbos, sobre todo por la presencia de Álvaro Morata y Thibaut Courtois, pero en esta ocasión cada uno estará en la acera de enfrente.

Ante tal situación, la placa del meta belga, la cual está en las inmediaciones del Wanda Metropolitano, fue ultrajada a tan solo horas del enfrentamiento entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

El homenaje al exportero rojiblanco, hoy en las filas del conjunto merengue, apareció cubierto de ratas de peluche.

Esta no es la primera ocasión que las placas del paseo de las leyendas son atacadas, sobre todo las de jugadores que también tienen un pasado madridista.

Lee también   Memo Ochoa resucitó de nuevo y juega con el Málaga