La remontada era «casi» imposible. Pero hablando del Barcelona de estos últimos tiempos, todo puede pasar. Sin embargo, hoy fue uno de esos días-contando el partido del viernes, claro está- en el que él rival fue superior en una eliminatoria de 180 minutos, y frustró el segundo «sextete» azulgrana de la historia.

El Athletic de Bilbao se coronó campeón de la Supercopa de España al empatar 1-1 en el Camp Nou con el Barcelona (5-1 global). Los dirigidos por Ernesto Valverde salieron a defender con todo los cuatro goles de ventaja. A pesar de ello, el equipo local fue ampliamente superior en los primeros minutos y generó muchas oportunidades de gol, que, raramente, no supo concretar.

Antes de acabar el primer tiempo, Lionel Messi anotó el 1-0 para el Barcelona. Sin embargo, las esperanzas de remontar se diluyeron al 56′ de acción: Gerard Piqué se fue expulsado por reclamar una decisión arbitral. Ya al 74′ ,y con un hombre más, Aduriz empató para el Athletic en un mano a mano ante el chileno Claudio Bravo.

El sueño de emular lo hecho por Pep Guardiola en el 2009 se ha esfumado para Luis Enrique y sus pupilos. Mientras tanto, el Athletic de Bilbao vuelve a conquistar un título después de 31 años de sequía.

GettyImages-484313400.0

Lee también   Definidos los grupos de la Copa MX