El delantero del Borussia Dortmund, Pierre-Emerick Aubameyang, se enfrenta a una sanción de hasta 50.000 euros por haber celebrado un gol el pasado sábado con una máscara que hacía publicidad de su marca personal, Nike.

Aubameyang festejó su gol al Schalke (1-1) con una máscara de luchador que, si bien no portaba símbolo alguno, es la misma que luce en un anuncio de Nike, por lo que se considera un caso de publicidad encubierta.

Dicha operación de publicidad motivó el descontento de Puma, que además de vestir al equipo alemán es accionista minoritario del mismo con un 5% de las acciones.

El presidente del club, Hans-Joachim Watzke, también criticó el comportamiento del jugador y aseguró que «no es aceptable que nos veamos obligados a promover los intereses económicos de Nike de esta manera. Nuestro patrocinador es Puma».

Lee también   Liverpool ofrecería 41 millones por Aubameyang