AFP | En busca de la supremacía
AFP | En busca de la supremacía

La hora de la verdad ha llegado. El primer título del nuevo año futbolístico está en juego y los colosos españoles llegan, si no en el mejor momento que se les conoce, sí con todo su arsenal listo. Todo es cuestión de arrancar y que los actores tengan una sola cosa en mente: Ganar la Supercopa espñola.

En medio de un ambiente polémico, como siempre que ambos se enfrentan, el título de esta noche puede significar mucho para ambos y no solo por el placer de sumarlo a sus vitrinas. El ganador de hoy además, estará superando en triunfos totales al otro. Según datos que circulan en la prensa española, Real Madrid y Barcelona llegan al partido de esta noche empatados en todo con 87 victorias por bando y 46 empates en 220 partidos y más de 110 años de historia. Hoy, uno de ellos mandará históricamente sobre el otro.

Además, los 74 títulos oficiales que presume el Madrid en sus vitrinas podrían verse igualados si esta noche el Barcelona logra salir airoso del Bernabéu, un estadio donde se la ha hecho costumbre sacar buenos resultados y del que no sabe de derrotas desde hace siete partidos. Sí, los culés suelen brindar grandes exhibiciones en el feudo merengue desde hace algunos años y la afición blanca está urgida de ver un logro de los suyos antes los rivales de toda la vida.

En Supercopa, el Madrid nunca ha perdido como local ante el FC Barcelona, hoy, los goles como visitante le dan en teoría, un plus que podría ser factor, de ahí que Tito Vilanova, técnico azulgrana, haya asegurado que de no marcar esta noche en el Bernabéu su equipo seguramente saldrá con las manos vacías, esto a pesar de llegar con ventaja de un gol (3-2 en la ida).

Mourinho por su lado ha tratado de quitar presión desde antes del primer partido y para el luso el valor de la Supercopa es menor en comparación con una Liga o Champions, de ahí que sus declaraciones en torno a esta serie siempre han sido en ese tenor, como quitándole importancia a una eventual derrota.

Lee también   El presidente del Barcelona se habría reunido con Pochettino

Lo único cierto es que la hegemonía de ambos clubes siempre estará en juego así se enfrenten hasta en amistosos, máxime si se disputa una final oficial entre ambos, máxime si en juego está la hegemonía de uno sobre el otro, máxime si se puede dar que uno levante un trofeo en la cancha del otro.

Real Madrid saldrá con lo mejor que tiene, es un hecho el regreso de Pepe a la defensa y la suplencia de Albiol que ha estado para el olvido en los recientes juegos. Modric también será opción y hasta Kaká fue convocado, si lo utilizarán o no, es todo un misterio pues Mourinho no ha dado señas de lo que mandará esta noche al Bernabéu.

Se espera que Cristiano vuelva a mostrar síntomas de vida y sea ese torbellino blanco que inquieta por los costados y desde media distancia, se espera que el Madrid esta noche esté a la altura de las circunstancias ante un Barcelona que llega mejor, favorito además desde la óptica de especialistas en la materia y de los medios de comunicación en general y con un Messi que es el terror del Bernabéu y que a pesar de no llegar en su mejor forma, sus números en patio ajeno son una amenaza total, aunque cabe señalar que en encuestas recientes si el madridismo teme a alguien esta noche es al gran Andrés Iniesta.

Así, Real Madrid y Barcelona le pondrán alma, orgullo y mucha pasión a su cita de esta noche. Un Bernabéu a reventar espera ya por los colosos que tiene cuentas pendientes siempre que se enfrentan en lo que es quizás, el clásico más especial hoy por hoy en el mundo entero.

¿Ustedes qué dicen, Madrid o Barcelona, quién levantará la Supercopa?