Gareth Bale, lateral del Tottenham y jugador sensación en Europa, está siendo evaluado por varios clubes que desean contar con sus servicios el próximo verano, entre ellos (el más interesado) es el Barcelona.

El conjunto catalán está dispuesto a deshacerse de 46 millones de euros (unos 62.7 millones de dólares) para lograr tenerlo entre sus filas.

El conjunto azulgrana ya estudia la posibilidad de integrarlo a la plantilla en el próximo mercado, pues actualmente sólo cuenta con el francés Eric Abidal y el brasileño Maxwell, por lo que Pep Guardiola ve la necesidad de rejuvenecer la zona defensiva con su incorporación.

Según algunos medios locales, Bale es una contratación que encajaría bien con el juego de los blaugranas, pues tiene mucha técnica y un buen físico, que le da soporte para subir constantemente y ser parte del ataque.

La oferta según las mimas fuentes rondaría entre los 46 millones de euros, lo cual parece ser suficiente, sobre todo si el conjunto londinense no puede entrar de nueva cuenta en la Champions, pues actualmente está en puestos de la Liga de Europa.

Otros candidatos que se han apuntado para llevárselo son el Manchester United, que el pasado verano ofreció 23 millones, pero no hubo disposición para negociar por parte de los dueños de su carta, así como el Inter de Milán que aún no hace una oferta formal.

Lee también   El chicharito y la sandía