Ansu Fati ha sido la sensación del panorama futbolístico desde hace un tiempo para acá y en las oficinas del FC Barcelona lo saben, por lo que han tomado una decisión: ofrecerle un nuevo contrato con una cláusula de rescisión tan alta que pocos puedan pagarla.

Ansu Fati. Foto vía Twitter.

Y esta, según información de Mundo Deportivo, tendría  la imponente cifra de 200 millones de euros por el jugador de apenas 16 años. Por este motivo y la calidad exhibida, Fati pasaría a jugar permanentemente con el primer equipo y no disputaría más compromisos con el Juvenil A ni el Barcelona B, en un acuerdo del secretario técnico Eric Abidal y el entrenador Ernesto Valverde.

La cláusula actual es de 100 millones de euros y junto al aumento de ella, se sumaría un incremento a su salario para percibir un millón de euros, igual que hicieron con otros canteranos como Juan Miranda u Oriol Busquets en casos anteriores. Todo esto sucedería cuando el propio jugador firme la ampliación de su vínculo con el club azulgrana.

Lee también   Tito, Tito...