Barcelona sufre hasta el límite para vencer al Cornellá

Foto: @ue_cornella

Las eliminaciones del Real Madrid y el Atlético de Madrid no fueron suficientes para que el Barcelona tuviera que esperar hasta la prórroga para que una genialidad del francés Ousmane Dembélé y un gol a puerta vacía del danés Martin Braithwaite eliminaran al Cornellá.

En el tiempo extra, el tercero que el conjunto de Ronald Koeman disputó en los últimos ocho días, después de grandes dosis de sufrimiento el Barcelona, logró romper la imbatibilidad en la Copa del Rey de un espectacular Cornellá, verdugo en la ronda precedente del líder de LaLiga Santander, el Atlético de Madrid.

Nadie consiguió poseer el dominio del partido en el tramo inicial, como si tratara de una final de Liga de Campeones, y el Barcelona, con Messi sancionado, no creó peligro significativo hasta que en el minuto 33 Trincao remató a bote pronto y obligó a lucirse por primera vez al portero local.

La historia empezó a formar parte de los guiones enloquecidos de esta edición de la Copa del Rey en el minuto 38, cuando Ramon Juán, de tan solo 21 años y con un casco protector al estilo Petr Cech, paró un penalti a Miralem Pjanic, quien lo lanzó a media altura a la derecha del portero.

Dembélé, el más imprevisible del Barcelona, le regaló por fin la tranquilidad a su equipo nada más empezar el tiempo extra con un disparo fuerte con su pierna derecha desde el borde del área que se coló por la escuadra izquierda de la portería de Ramón Juan.

El Cornellá acusó el descomunal esfuerzo sostenido por la ilusión y ya no volvió a acercarse con peligro a la portería de Neto. Y, cuando intentó abocarse al ataque con un jugador menos por la expulsión de Estellés en el tramo final de la prórroga, el conjunto azulgrana le apuntilló en un contrataque finalizado por Braithwaite a puerta vacía.

Lee también   BARCELONA CONSIGUE VICTORIA CON AGÓNICO GOL ANTE LEGANÉS.