El FC Barcelona venderá los derechos del Camp Nou por todo un año para que los fondos obtenidos vayan dirigidos a la lucha contra el COVID-19.

Barcelona. Camp Nou

La Junta Directiva del cuadro catalán hizo oficial la aprobación este mismo martes, a través de su vicepresidente, Jordi Cardoner, y así la recolección irá dirigida a la financiación de proyectos de investigación y otras iniciativas.

«Queremos enviar un mensaje mundial: en el Camp Nou por primera vez, alguien tendrá la posibilidad de colocar su nombre y el beneficio será para toda la humanidad, no solo del Barça. Es una iniciativa que ha surgido de una situación de emergencia, pensamos que vamos a tener una pronta reacción, poniendo la joya de la corona al servicio de la lucha».

El plan de la venta de los derechos llegó antes de los esperado, pues el Barcelona tenía en mente venderlos para la temporada 2023-24, temporada en la que el club confiaba tener recaudados unos 300 millones de euros, cerca de unos 326 millones de dólares, como parte de un contrato de 25 años que le iba permitir cubrir los gastos de la remodelación del inmueble.

Según el propio Vicepresidente, el cuadro blaugrana pretende recibir ofertas por parte de compañías o fundaciones privadas, así como también analizaría propuestas de grupos mancomunados que estén en condiciones para combatir al Coronavirus.

Además, el Barcelona mantendrá el nombre del «Camp Nou», pero incluirá antes o después del legendario nombre del inmueble desde hace casi 20 años.

Cabe recordar que el mítico estadio es el más grande de Europa, pues cuenta con una capacidad de 99.354 espectadores y no ha tenido un patrocinador desde su fundación en 1957 y en ninguno de sus tres renombramientos.

Lee también   Tridente español para remontar al Barça