"Tenemos el gusto de presentar a nuestro nuevo fichaje: ¡tú!"
"Tenemos el gusto de presentar a nuestro nuevo fichaje: ¡tú!"

La interacción que ofrecen las redes sociales entre las grandes empresas y sus consumidores es una herramienta que muchos equipos, sobre todo los grandes europeos, han querido aprovechar para estar en contacto con sus aficionados y ofrecerles un trato cercano al club de sus amores.

Pero no siempre las buenas intenciones van de la mano con acciones bien realizadas. Como parte de la estrategia para dar a conocer la nueva aplicación Meet the new FCB Star en el perfil público de Facebook de Bayern Münich, el gigante bávaro anunció a sus aficionados que este jueves se presentaría un fichaje espectacular, por lo que la afición muniquesa se sentía eufórica.

El problema fue que hoy por la mañana, en el perfil de Facebook del club alemán, el fichaje bomba que se anunció resultó ser ¡la misma afición!. Sí, los mismos aficionados suscritos al FanPage de los bávaros, eran el fichaje estrella prometido. Con un video de una conferencia de prensa en las instalaciones del club se presenta al usuario de Facebook que ve el video, con camiseta y todo; incluso hay declaraciones de elementos del club acerca del nuevo fichaje y sus cualidades. Obviamente, la medida causó decepción entre los fanáticos, que esperaban ver aun jugador top enfundándose la camiseta de su club; entre decepcionados y furiosos, los seguidores bombardearon la página de Facebook del equipo con más de 5 000 comentarios bastante negativos, obligando a que el Bayern diera marcha atrás apresuradamente, con una nota de disculpa.

De acuerdo con un experto en relaciones públicas deportivas, el concepto del Bayern fue inteligente, pero sin lugar a dudas su ejecución no dio en el blanco. «La idea de emocionar a la gente en línea es agradable, pero el problema fundamental es que no haces eso para que terminen sintiéndose decepcionados», dijo a CNN Jason Madeley, fundador de la agencia de comunicaciones Hatch PR.

Lee también   Bayern Munich ganó en casa al Colonia y sigue puntero

«Lo que no entendió el Bayern es la pasión que los aficionados de futbol sienten por su equipo y su emoción de contar con un nuevo delantero. Sienten como si les hubieran tomado el pelo y lo que no puedes hacer con los seguidores es engañarlos, necesitas respetarlos como una parte integral del equipo y de la marca. No lo pensaron muy bien», argumentó Madeley.

A unas cuantas horas del anuncio el Bayern publicó el siguiente comunicado en su página de Facebook: «Lo sentimos queridos aficionados, como vemos con sus numerosos comentarios, están muy enojados por la acción del día de hoy. No fue nuestra intención decepcionarlos con la nueva aplicación. Por el contrario, queríamos darles esta acción (de la aplicación) y por lo tanto mostrarles lo importante que es cada seguidor para el Bayern Munich».

Para remediar el daño provocado entre los seguidores, ya algunos sugirieron, en tono de broma, que mañana mismo el Bayern contrate a un delantero de clase mundial.