El delantero Nicklas Bendtner ya comenzó a cumplir su condena por romperle la mandíbula a un taxista en septiembre, por lo que llevará una tobillera electrónica bajo control penitenciario durante 50 días.

El exjugador del Arsenal, Juventus y Wolfsburgo, en la actualidad en el Rosenborg de Noruega, subió a su cuenta en Instagram una foto con la tobillera y un mensaje,

Este castigo alternativo le permitirá al futbolista no pisar la cárcel durante los 50 días estipulados en su condena.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Swipe til venstre for tekst

Una publicación compartida de Nicklas Bendtner (@bendtner14) el

La sentencia emitida por un juzgado de Copenhague en noviembre consideró probado que el jugador y su novia montaron en un taxi mientras discutían y lo dejaron minutos después sin pagar.

El taxista fue en busca de ellos y arrojó una lata en dirección al jugador, a pesar que no lo golpeó; intercambiaron insultos y Bendtner lo tiró al suelo de un puñetazo para posteriormente darle una patada. Todas estas acciones quedaron grabadas por las cámaras de seguridad de la zona.

Además de la condena, el jugador de 30 años tuvo que pagarle al conductor 11.350 coronas (menos de 2.000 euros).

«Desearía que todo esto no hubiese sucedido, ni a mí ni al taxista, que luego perdió su trabajo. Independientemente de cómo se comportase o lo que dijese, no es algo que le hubiese deseado», escribió el jugador en Instagram.

Bendtner, de 30 años, reiteró su desacuerdo con la sentencia y explicó que no la ha recurrido porque quiere estar listo para el inicio de temporada con el Rosenborg, a finales del mes de marzo, quien ya afirmó que cuenta con el atacante.

Lee también   Hazard sólo jugaría para Lille

El internacional danés anunció su intención de escribir un libro sobre su accidentada carrera, plagada de incidentes extradeportivos, para entender por qué su vida ha sido tan «problemática».