Tras el altercado del lunes pasado en el que Fernando Llorente y Marcelo Bielsa discutieron en el entrenamiento, terminando todo con la temprana retirada del jugador de dicha sesión, el ambiente en el seno del Athletic sigue estando caliente, y es que este día se ha hecho eco de algunas fuertes declaraciones entre jugador y entrenador que tuvieron lugar el mismo lunes pero en el despacho del estratega argentino.

Según informaciones del programa El larguero de la cadena Ser, Bielsa citó en su oficina a Llorente cuando concluyó el entrenamiento sólo para recriminarle con algunos gritos de por medio, aseguran, su supuesta pasividad sobre el terreno de juego. La misma fuente sostiene que le tachó de «cobarde» y que lo responsabilizó de los males actuales del equipo, primero, al permanecer en la plantilla inconforme y segundo, por dedicarle gran parte de su concentración a tejer su futuro fuera del club Vasco.

Asegura El Larguero, que la discusión fue tan acalorada que fue escuchada por los demás compañeros de Llorente que estaban en el vestidor que se ubica relativamente cerca a la oficina de Bielsa. Posteriormente Fernando abandonó el lugar sin mayor remordimiento, incluso luciendo alguna sonrisa, cuestión que tampoco cayó muy bien en Marcelo.

Bielsa, aseguran, está molesto con el futbolista y le recriminó que no lo ve con el hambre de la pasada temporada, a lo que Llorente le habría contestado, según la fuente, que quizás fuera él (Bielsa) quien no tenía ganas de continuar en el banquillo del conjunto Vasco.

¿Cómo ven, quién terminará ganando este pulso?

Lee también   Ahora en contra