Boca es líder en Argentina. Contra todos los pronósticos, Falcioni ha logrado un equipo ordenado y que suele practicar buen futbol gracias a elementos como Mouche. Alcanzar la cima no ha sido fácil, pues ha tenido que sortear las lesiones de jugadores clave en el ataque, como son los casos de Riquelme, Cvitanich y Viatri. Pero para fortuna de los Xeneizes cuentan con un futbolista que ha respondido en los últimos partidos, Nicolás Blandi.

Con 21 años de edad, Blandi no sólo se ha apoderado de la titularidad, sino que ha respondido con goles. La oportunidad se le presentó justo en el momento menos oportuno para Viatri, quien había esperado tanto tiempo el instante para despegar en Boca y se lesionó solito ante Belgrano.

Eterna sombra de Palermo, Viatri por fin había conseguido amarrarse un lugar en el cuadro titular. Llevaba tres goles hasta antes de la lesión y ahora estará ocho meses inactivo luego de romperse los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda. Mientras se rehabilita, un hombre vino a ser su pesadilla, Nicolás Blandi. El joven ya marcó cuatro goles en el torneo y comienza a ser idolatrado por la afición de Boca, síntoma de que Viatri va camino al olvido.

Máximas del futbol indican que además del talento cuenta la suerte. Hay jugadores que nacieron con ella de compañera y podría decirse que Blandi es uno de ellos. En contraste, Viatri parece no tenerla a su lado.

Lee también   Messi le dio el visto bueno al fichaje de Griezmann por el Barcelona