A Claudio Borghi le trae muy buenos recuerdos y muy buena suerte jugar contra Estudiantes. En la séptima fecha del torneo anterior, Argentinos le ganó 1-0 al Pincha y fue el partido crucial para que Bichi se encaminara al  título. Sin embargo, aquél juego dejó abiertas algunas heridas y Borghi no quiere reabrir la polémica.

El actual técnico Xeneize dice que prefiere vivir en el presente y no en el pasado. Con mesura, señaló que respeta mucho a Sabella y sus Estudiantes. «No es nada especial por haberle ganado el campeonato. Me pone contento que le vaya bien a los técnicos que jugaban bien al fútbol», fueron las palabras de Borghi.

Pero en el equipo de La Plata aún quedan cuentas pendientes con Bichi. Justamente después ese partido contra Argentinos, jugadores del Pincha le declararon la guerra. José Luis Calderón se quejó públicamente de que Borghi recibía beneficios arbitrales y la Brujita Verón comparó el estadio de Argentinos con una cajita de cerillos.

Para rematar, y con esa misma mesura, Borghi no podía dejar de calentar a Sabella y Verón, y lo hizo con cautela y mucha prudencia al decir: «tenemos una ventaja que no nos gusta mucho, no me gusta jugar así, con el rival que venga de una seguidilla de partidos». 

Fuente: Diario Olé, de Argentina.

Lee también   Allegri, confiado de echar al Barcelona