Boca se impuso este domingo 1-0 a River en el segundo superclásico del año, y alzó la Copa Luis Nofal en el cierre de los torneos veraniegos.

El único gol llegó en un cabezazo de Pablo Mouche, a los 28 minutos de las acciones desarrolladas en el Malvinas Argentinas de Mendoza, tras un exigido centro desde la derecha de Pablo Ledesma.

River, que apenas transcurridos nueve minutos perdió a David Trezeguet por lesión, predominó en el toque de balón y en las ocasiones, pero falló en las oportunidades, principalmente Fernando Cavenaghi, quien desperdició posibilidades de jugada y tiro libre ante el arquero uruguayo Sebastián Sosa.

Boca, que el miércoles había ganado el primer superclásico del año en el Chaco 2-0, lució sobrio, con escasa elaboración en ofensiva, pero sólido en el fondo, y no falló en la ocasión que tuvo. El campeón argentino, que alistó a jugadores alternativos por lesionados, alzó el primer trofeo del año: la Copa Luis Nofal.

Lee también   André Gomes se refirió al "infierno" que vivió en el Barça