marcelo-martins-moreno-bolivia_qlokkzvlcogy1tclg13gudrx3
Bolivia podría no jugar por huelga

El gremio de futbolistas bolivianos está en huelga por lo que se paralizó el fútbol local y amenazan con no presentarse a las convocatorias de la Selección.

El fútbol boliviano atraviesa una grave crisis institucional y de fondo pues los clubes tienen deudas con los jugadores quienes, cansados de las promesas incumplidas de pagos de sueldos atrasados, decidieron hacer una huelga.

La protesta, además de paralizar el torneo local, se extiende a las convocatorias de la Selección, a la que los futbolistas ya dijeron que no se presentarán hasta que se regularice la situación.

David Paniagua, asesor legal de la Agremiación de Futbolistas de Bolivia (Fabol) subrayó que «el torneo se paraliza y los jugadores que sean convocados a la Selección no asistirán hasta que la dirigencia regularice los compromisos que asumieron con los futbolistas».

De no resolverse este conflicto, la selección del altiplano no se presentaría en octubre a la doble fecha FIFA de Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018, en las cuales Bolivia debuta como local ante Uruguay y luego viajaría a Ecuador.

Por lo pronto, el fútbol boliviano estará paralizado y, hasta que no se paguen los sueldos de los jugadores de San José, Wilstermann y Blooming, la situación no cambiará.

Lee también   El 'Kun' Agüero estará de baja por dos semanas