Raúl Jiménez tenía una increíble racha de penales sin fallar en su carrera, sin embargo, todo cambió cuando Yassine Bono, arquero del Sevilla, se apostó bajo los tres palos para enfrentar de tú a tú al delantero del Wolves.

Foto: Twitter (@Viridiana_bm)

Bono se convirtió en el héroe del pase de su equipo a semifinales de la Europa League al detenerle una pena máxima al referente del Wolverhampton.

El meta declaró tras el partido que «venía practicando» con Lucas Ocampos «que los tira de manera parecida», aunque admitió que «parar un penalti siempre es cuestión de suerte».

«Estamos muy contentos con el trabajo de todos ante un gran equipo. Hemos tenido la recompensa tras mucho insistir, estamos muy felices».

Lee también   Hay que ver este golazo en el Ascenso de Honduras