Concluyó la fase clasificatoria de la Europa League y con ello quedaron listos los clubes que acceden a la fase de grupos. La última ronda eliminatoria arrojó partidos cargados de goles, sorpresas, errores y finales cardiacos. Aquí un breve resumen de algunos encuentros:

APOEL-NEFTCI 1-3 (2-4)

El equipo chipriota que sorprendió a todos en la pasada edición de la Liga de Campeones colándose hasta los cuartos de final ahora se queda sin aspiraciones europeas. Una desconocida y aparentemente débil escuadra de Azerbaiyán eliminó a los de Chipre en su propia casa. En duelo de «pequeños» ganó el más pequeño.

LIVERPOOL-HEARTH OF MIDLOTHIAN 1-1 (2-1)

Después de haber ganado la ida gracias a un autogol, los Reds sufrieron en Anfield para doblegar al equipo escocés. A cinco minutos del final, Templeton sacó un disparo que terminó en las redes con la ayuda de Pepe Reina. Tras el blooper de su arquero, Liverpool ya se alistaba para jugar tiempos extra. Sin embargo apareció Luis Suárez al 88′ para anotar el tanto que le dio un agónico pase a su escuadra. Con muy poco, Liverpool accede a buscar un título europeo.

INTER DE MILÁN-VASLUI 2-2 (4-2)

Luego de haber ganado la ida por 2-0, Inter se relajó para la vuelta y al 33′ se llevaron el primer susto. El arquero Castellazzi se fue expulsado por contar una jugada de gol y el árbitro marcó penal. Los rumanos anotaron y a partir de entonces buscaron el otro tanto. Sin embargo, Palacio calmó un poco las cosas al 76′ con el empate. Pero Vaslui no claudicó y le dio la vuelta al marcador al 79′. Fue una recta final de partido donde los rumanos por poco encontraron el tercero que dejaba fuera a los italianos, no obstante Guarín puso el 2-2 en tiempo de compensación y así selló el sufrido pase del Inter.

Lee también   Guardiola no tiene un sistema propio

PSV EINDHOVEN-ZETA 9-0 (14-0)

La serie más dispareja de todas la protagonizaron holandeses y montenegrinos. En una auténtica masacre del PSV, Wijnaldum y Matavz conviertieron hat-trick cada uno; Van Ooijen se conformó con un doblete. Hasta eso el marcador se vio decente, pues fácilmente el encuentro pudo haber terminado 20-0. Para Zeta lo más rescatable, si es que hay algo, fue el hecho de haber jugado con puros futbolistas de Montenegro en la cancha.

HANNOVER 96-SLASK WROCLAW 5-1 (10-4)

Tanto en la ida como en la vuelta, los alemanes le repitieron la dosis de cinco goles a los polacos. Hannover ha demostrado ser una auténtica maquinaria de hacer goles teniendo en Huszti y Sobiech a dos de sus principales perforadores de redes. Por su parte, Slask Wroclaw mucho hizo con intentar defenderse ante tremendo rival.

AZ ALKMAAR-ANZHI MAKHACHKALA 0-5 (0-6)

Tras haber padecido en casa ante la defensa holandesa y donde apenas pudo ganar por la mínima diferencia, Anzhi se dio un auténtico festín de visita. Contrario al partido en Rusia, AZ como anfitrión fue una auténtica avenida en la defensa y los dirigidos por Hiddink le sacaron jugo. Durante 90 minutos solamente un equipo vio y tuvo el balón.

HAPOEL TEL AVIV-F91 DUDELANGE 4-0 (7-1)

Se acabó el sueño. El equipo que había roto todos los pronósticos en las fases previas, Dudelange, llegó hasta donde pudo. La escuadra de Luxemburgo estuvo a un paso de colarse entre los grandes y seguramente lamentarán su mal tino. Tanto en la ida como en la vuelta, los de Luxemburgo tuvieron opciones para hacer daño a Hapoel pero no las concretaron. En contraste, el equipo israelí sí aprovechó las que generó y con eso le bastó para sepultar la ilusión de Dudelange.