El joven prodigio del fútbol francés Eduardo Camavinga aseguró que no piensa por ahora en su futuro porque se encuentra bien en su actual club, el Rennes.

En una entrevista que este viernes publica el diario «Ouest France», el futbolista de 17 años asegura no ocuparse de su futuro, que deja en manos de sus agentes y sus padres.

«No me concentro en todo eso. Me gusta que se interesen por mí esos grandes clubes, pero yo, por el contrario, no me intereso mucho en eso. Sobre todo porque me siento bien en Rennes. Veremos lo que pasa. Dejo a mis padres y a mis agentes gestionar todo eso», asegura el jugador.

Camavinga adelanta que, sobre su futuro, «se verá al final de la temporada» y señala estar «exclusivamente concentrado en el fútbol«.

En cuanto al supuesto acuerdo al que llegó con la anterior dirección del Rennes de quedarse una temporada más si el club se clasificaba para la Liga de Campeones, Cavaminga asegura: «Si hubiera un acuerdo tan importante en mitad de temporada, lo sabría».

El jugador confiesa estar al corriente del interés de grandes clubes por las redes sociales y porque algunos colegas le hacen bromas al respecto.

«En Amiens, en Copa de la Liga, un adversario me dijo: ‘Tenemos que cambiar la camiseta antes de que te vayas al Real Madrid’. No tenía ganas de bromear porque habíamos perdido, pero cuando lo pienso ahora me divierte», asegura.

Lee también   Stoke City quiere al Chicharito