assou-ekotto-moukadjo-brasil2014

Volker Finke, técnico del conjunto camerunés, no dejará sin castigo la pelea que se dio en el partido ante Croacia entre sus jugadores.

La goleada sufrida ante los croatas, que derivó en la eliminación de Camerún del Mundial, dejó ver la frustración en los jugadores africanos, que tuvieron un conato de bronca en los minutos finales del encuentro.

Benoit Assou-Ekotto le propinó un cabezazo a su compañero, Benjamin Moukandjo, a lo que éste reaccionó intentando sujetar de la cabeza al primero. Segundos después, llegó Pierre Webó para separar a los rijosos, reclamando su actitud.

Ante esto, Finke ha dejado en claro que la indisciplina de sus pupilos «tendrá consecuencias». «Esta no es la imagen que queremos transmitir de Camerún», declaró el técnico en conferencia de prensa.

Para el último partido, donde enfrentarán a Brasil, ya sin nada que pelear, el estratega alemán saldrá con un plantel distinto al presentado. «Quiero darle otra imagen al equipo», sentenció Finke.

 

Lee también   Filtran posible convocatoria mundialista de México