En el marco de la edición número 18 del Festival de Cine de Sarajevo, Eric Cantona presentó su documental Football Rebels, película escrita por él y que aborda las historias de cinco futbolistas: Predrag Pasic (yugoslavo), Carlos Caszely (chileno), Rachid Mekhloufi (argelino), Sócrates (brasileño) y Didier Drogba (marfileño).

«Creo que el futbol puede ser una educación extraordinaria para la gente. El futbol es el deporte más popular en el mundo entero, es un juego que une a diferentes personas y atrae los unos a los otros. Cuando se piensa de esa manera, cuando así se educa a los niños, para que sean de mirada abierta, entonces eso es brillante», dijo Cantona durante la presentación a la agencia EFE.

¿Qué tienen en común los cinco jugadores elegidos por él? «Han puesto su reputación en el futbol al servicio de una causa política, arriesgando perder sus carreras», informa la prensa francesa. De igual forma los cinco comulgaron con la idea de que la gente nunca debe olvidarse.

-Predrag Pasic. Durante la guerra yugoslava decidió quedarse en el país, no quiso huir. Mientras Sarajevo era sitiada, él se dedicó a procurar la infancia de su pueblo mediante el futbol. Para que no fueran fieles testigos de las armas, Prasic distraía a los niños poniéndolos a jugar o a entrenar con un balón.

-Carlos Caszely. En el marco de la dictadura militar de Augusto Pinochet alzó la voz para oponerse al régimen y participó en la campaña del NO a Pinochet.

-Rachid Mekhloufi. Previo al Mundial de Suecia ’58 se escapó de la concentración de la selección francesa, combinado que le había convocado por sus grandes actuaciones en el futbol galo. Pero él era argelino y rechazó jugar con Francia para formar el equipo de futbol Frente Nacional de Liberación argelino, escuadra que mediante el balón hizo pública su demanda de un pueblo libre. Renunció a disputar una Copa del Mundo para unirse a los suyos en la búsqueda de su independencia. En 1962, Argelia se independizó de Francia.

Lee también   FIFA | Morelia, sede para Mundial de 2011

-Sócrates. Impulsor de la democracia corintiana en su equipo, Corinthians, el brasileño también llevó esa bandera al plano social para exigir un gobierno demócrata y no impositivo, además de solicitar equidad en el trato hacia la población.

-Didier Drogba. Pese a su éxito, el africano es uno de los futbolistas que en la actualidad permanece activo en los reclamos de un ambiente de paz en Costa de Marfil, nación donde predomina la violencia. Una forma de manifestar que no se olvida de los suyos es colaborando con la construcción de hospitales, escuelas y canchas en zonas altamente marginadas de su país.

Además de los cinco rebeldes que se arriesgaron a perder lo que más aman, el futbol, Cantona también es otro ejemplo. Recientemente elaboró una carta para exigir la liberación del futbolista palestino Mahmud Al Sarsak, detenido y encarcelado injustamente en Israel. De igual manera ha expresado su enojo hacia los bancos, instituciones a las que considera enemigas de la humanidad y saqueadoras de la sociedad.