Los capitanes de 14 de los 20 equipos de Primera mostraron una postura unánime ante lo que consideran acciones unilaterales de LaLiga en la reunión que se celebró este miércoles en la sede de la AFE en Madrid, creen que atentan contra sus derechos. Sin embargo, el paso de ir a la huelga no fue algo que se planteara de una manera seria y mucho menos se votara, destacó Marca.

David Aganzo ha dejado claro esta tarde en su comparecencia tras reunirse con los capitanes que el “futbolista unido y todos los capitanes están con la AFE” además de mostrar que están “cansados decisiones unilaterales”.

Los capitanes se mostraron de acuerdo en que se expresara su indignación por el anuncio de que se va a jugar un partido de LaLiga esta temporada en Estados Unidos, una decisión que creen que de ninguna forma se puede tomar y anunciar sin contar con ellos, actores principales del negocio del fútbol.

Pero de exponer esa queja y reclamar la apertura de una vía de comunicación para tratar el tema a plantear un paro en el fútbol español hay todavía una distancia enorme. En todo caso, sería a partir de esa reunión prevista para el próximo mes de septiembre cuando se deberían plantear respuestas.

Los capitanes tampoco entienden que sus clubes, en el caso de los que sabían que se iba anunciar los encuentros en Estados Unidos, evitaran informarles de lo que se estaba cociendo.

Lee también   La Serie A luchará contra el racismo con un novedoso dispositivo