Tras el histórico triunfo del Timão sobre el Chelsea en la final de la Copa Mundial de Clubes celebrada en Japón, las cámaras tuvieron acceso al vestidor del equipo europeo encontrando información muy interesante en la basura que quedó después de que los Blues abandonaran el recinto.

Entre restos de comida, bebidas energéticas y papales rasgados, se pudieron encontrar distintos bosquejos de la estrategia que Rafael Benítez utilizó para neutralizar -sin éxito- al equipo brasileño. Dos de los documentos encontrados eran sobre jugadas a pelota parada, siendo el primero una distribución de marca y movimiento para los tiros de esquina defensivos.

Quien era el encargado de marcar al jugador más peligroso del Corinthians, y autor del único gol Paolo Guerrero o Guerro (como lo abreviaron los ingleses en sus apuntes), era el serbio Ivanovic aunque el gol no vino en un tiro de esquina directamente. La segunda hoja encontrada muestra el tiro de esquina ofensivo y como resguardarse del contragolpe en caso de no ganar la bola.

Lee también   Liverpool aprovechó el bajón de Leicester y se metió en Champions