A estas horas el suspenso inunda todo lo que sea FC Barcelona, afición, medios, socios, directivos… y es que después de reunirse con el presidente del equipo, Sandro Rosell, las percepciones indican que Guardiola dejará de ser el entrenador del equipo catalán.

Los propios medios barcelonistas han soltado desde ayer mensajes de alarma en torno al caso asegurando que el hermetismo que se ha manejado en el seno catalán, desde el martes pasado y hasta la fecha, sugiere noticias poco alentadoras.

Según información de TV3, aseguran, que con tal de que Guardiola continúe en el banco blaugrana, el club le ha ofrecido un cheque en blanco para que le ponga los ceros que guste, sin embargo, el asunto no pasa por lo económico sino por el cansancio del estratega que estaría tomándose un año sabático, aunque este día también, se ha hecho eco que la selección inglesa estaría buscando sus servicios y ya habrían contactado al entrenador catalán.

Guardiola esperará hasta el día de mañana para comunicar a sus jugadores la decisión final y terminar de una buena vez por todas con este tema que ya tomó tintes de telenovela. Socios y directivos del club están ansiosos por saber la determinación de Pep, para, en el peor de los casos, comenzar a platicar con algunos entrenadores que hasta ahora se barajan por fuera en el seno catalán.

De confirmarse su salida, Guardiola pondría fin a la etapa más exitosa en la historia del FC Barcelona, con tres Ligas, dos Champions, una Copa del Rey (por jugar una más ante el Athletic), tres Supercopas de España, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de clubes en tan sólo cuatro temporadas.

Lee también   Harry Kane se marcharía del Tottenham

El suspenso sigue, por ahora…