Tras una exitosa presentación ante Camerún, Chile buscará dar otro golpe de autoridad que ratifique su etiqueta de favorito y lo catapulte a las semifinales de la Copa Confederaciones cuando enfrente el día de hoy a la inexperta escuadra de Alemania, en choque por el Grupo B.

Los bicampeones de Sudamérica se estrenaron con una victoria de 2-0 sobre los africanos gracias a las anotaciones sobre el final del encuentro de Arturo Vidal y Eduardo Vargas para apoderarse de la punta de su sector. Alemania tiene los mismos tres puntos luego de debutar con un triunfo 3-2 ante Australia, pero los chilenos los superan por diferencia de goles.

«Estamos ilusionados desde que conseguimos el acceso a participar de este evento por primera vez en la historia de la selección. Tenemos la ilusión de competir, de hacer un buen campeonato y poder mostrar el estilo de juego que tenemos», dijo el técnico chileno, Juan Antonio Pizzi. «A eso venimos, es un privilegio poder participar y ojalá terminemos de la mejor manera posible, pero hablar de favoritos no me gusta porque no creo en eso».

Chile logró el triunfo a pesar de que no tuvo de arranque a su estelar delantero Alexis Sánchez, quien entró de relevo en la segunda parte y asistió a Vidal en la primera anotación. También participó en el segundo tanto.

Sánchez, lesionado del tobillo izquierdo, entrenó con los titulares en la última práctica de la «Roja» y estará de inicio ante los alemanes. Quien está descartado es el arquero Claudio Bravo, que no se recupera de una lesión en la pantorrilla izquierda. Johnny Herrera estará bajo los tres palos por segundo encuentro.
Lee también   Low avisa: Alemania no será la misma y saldrá al ataque ante México