Para todos aquellos que se preguntaban dónde andaba Aarón Galindo, el jugador apareció. Y su reaparición no es precisamente para presumir que se contrató con algún equipo exótico de Europa, sino para negarse a aceptar el finiquito que le ofrece Chivas.

En este sentido, Guadalajara ha sido claro: no quiere a Galindo en sus filas; de plano no lo tienen contemplado para nada. Pero la bronca es que Aarón tiene contrato por dos años más con el cuadro rojiblanco.

Con el fin de llegar a un buen acuerdo, Chivas le propuso darle parte del dinero que le corresponde para que así quede desligado del club. Sin embargo, esta oferta no cayó nada bien en el jugador, quien se considera uno de los mejor pagados a nivel nacional y no quiere que bajen sus bonos para poder contratarse con otro equipo.

Este rechazo por parte de Galindo abre las puertas para que el conflicto se tenga que dirimir en otras instancias. El organismo encargado de darle solución al pleito sería el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

La pregunta es: ¿quién ganará? Recordemos el caso de Ramón Morales, quien cedió a aceptar el finiquito e irse del equipo.

Lee también   Valedores vs Mineros