¿Qué pasó con el sucesor del Chicharito? Entre que lo inflaron, entre la desilusión a la hora de la verdad en su búsqueda de campeonato y entre que está chavo, Javier Orozco ha pasado inadvertido totalmente este 2011. Y haciendo cuentas es peor: no anota en liga mexicana desde septiembre del año pasado, justamente contra Atlas, rival al que enfrentarán este sábado.

“Creo que son varias cosas, cuando no se te da, uno trata de mejorar, y al principio estoy consciente que mi mente estaba de que quería anotar y anotar y eso fue lo que me causó que no lo hiciera, pero ahora estoy más tranquilo y espero en Dios salir adelante de esto”. ¡háganos el favor! Así lo trató de explicar el muchacho.

Tras no admitir la obsesión por seguir marcando, como lo venía haciendo el semestre anterior y muy bien, Chuletita explicó que “si sentía que quería hacer las cosas bien, pero no me salía, quería controlar una pelota y no podía, quería sentirme tanto que no lo hacia bien”.

Pero por si las dudas, la prensa que acudió a la conferencia ya le preguntó cómo festejaría un gol hoy por hoy: “No creo que sea con coraje, la verdad creo que va a ser muy emotivo, como si hubiera sido uno de los primeros goles que haya metido en mi carrera, si me toca la fortuna de hacerlo creo que voy a gritarlo mucho”.

Y al final rechazó que los dimes y diretes que acusan su llamado a Selección Nacional como causante de su baja de juego. «Muchos dicen que fue por la Selección, pero yo no veo que haya sido gol, al contrario, fue muy emocionante para mi».

Lee también   Bournemouth regresará a la Premier League