El arquero chileno del Manchester City, Claudio Bravo, sufrió una importante lesión durante un entrenamiento del club el día lunes y al confirmarse la gravedad mediante estudios, se determinó que el guardametas pasará largo tiempo fuera de las canchas.

A pesar de no ser titular en el equipo de Pep Guardiola, relegado por el brasileño Ederson Moraes, Bravo era tenido en cuenta como un suplente de lujo y arquero de rotación para las copas y los partidos entre semana. Ahora, por culpa de una rotura en su tendón de Aquiles, el chileno sale de la plantilla.

Según comunicó el propio City, Bravo viajará a Barcelona para seguir haciendo estudios que revelen la profundidad de la lesión y el tiempo que deberá pasar para que pueda volver a jugar.

La caída del chileno se suma a la de Kevin De Bruyne, quien estará de baja por dos o tres meses. Ahora, la directiva ‘citizen’ sale corriendo al mercado en búsqueda de un portero suplente, ya que solo quedó Daniel Grimshaw como opción de cambio.

Lee también   Tacos a lo Balotelli