La situación se le pone cada vez más difícil al Joseph Blatter. Esta semana se supo que la justicia suiza inició una investigación en su contra, por corrupción y malversación de fondos; hoy, se supo que Coca-Cola y McDonald’s, dos gigantes comerciales del mundo, le pidieron el cargo al suizo.

Según una nota del diario El Mundo, dijo Coca-Cola en un comunicado:

«Con cada día que pasa, la imagen y la reputación de la FIFA se seguirá manchando».

Mientras que la empresa del Big Mac manifestó lo siguiente:

«Creemos que sería mejor para los intereses del juego, que el presidente de la FIFA Joseph Blatter dimitiera de inmediato para que el proceso de reforma que se necesita pueda continuar».

 

La cosa cada vez se le complica más a Blatter…

Lee también   Sam Allardyce, DT de Inglaterra, en medio de escándalo de corrupción