En duelo de errores inocentes, Costa de Marfil derrota 2-1 a Togo en el Grupo D de la Copa Africana de Naciones.

Antes de los 10 minutos de juego ya ganaba Costa de Marfil; Yaya Touré mandó a las redes un balón obsequiado por la defensa rival. Togo se encargó de iniciar el gol marfileño gracias a la entrega de una pelota a las afueras del área, un esférico manso que pudo ser tocado o enviado a cualquier otra parte. Incluso el defensor que perdió la bola intentó redimirse al más puro estilo del Rolfi Montenegro, caminando. ¡Ni cómo ayudarlo! Mérito tuvo la ofensiva marfileña por apretar la salida de los contrarios.

Pero error con error se paga. El empate vino en el descuento del primer tiempo por conducto de Jonathan Ayité tras un tiro de esquina. Sin jalones en el área, la defensa de Costa de Marfil se olvidó de la marca y hasta se reían con los atacantes de Togo. Por andar platicando recibieron la anotación que emparejó los cartones.

Todo apuntaba a un empate cuando en la recta final del encuentro apareció Gervinho para darle la victoria a los marfileños, su anotación fue el broche de oro para cerrar un encuentro plagado de errores reflejados en el marcador. Solamente el arquero Agassa sabrá los motivos que lo orillaron a salir en balde, a pegarle al aire con los guantes, pues del balón no se dio ni por enterado.

Lee también   10 Curiosidades de: Wilfried Bony