Thibaut Courtois, portero del Real Madrid, confesó que se hizo guardameta por su admiración a Iker Casillas en su infancia y que posteriormente tomó como referencia a Edwin Van der Sar, por las similitudes físicas entre él y el holandés.

«Cuando Iker empezó a jugar en el Madrid veía sus partidos y me hice portero por él, me gustaba verlo y me encantaba el Real Madrid. Cuando a los 14 años veía que era muy alto y flaco, miraba mucho a Van der Sar porque era más mi estilo», reconoció.

Courtois mostró sus ganas de recuperar la normalidad para poder acudir a entrenarse a la ciudad deportiva del club blanco. «Lo primero que haré cuando se pueda salir es ir a Valdebebas a entrenar«, dijo.

Entre sus colegas actuales, al que más elogió fue a Marc André Ter Stegen, puesto que «maneja muy bien el blocaje, como Oblak. Es el mejor en el juego con los pies, en lo que me sorprendió Remiro, de la Real, y en el uno contra uno me gusta porque es escuela alemana, pone la rodilla muy rápido abajo y la otra la estira. Hay que tener buena elasticidad».

Lee también   México, subcampeón mundial de futbol rápido