También habló Cristiano Ronaldo. Y también le tiró con todo al árbitro por, según él, arruinar el partido, pero no dejó pasar el chance de criticar el planteamiento de Mourinho. CR7 está harto de olvidarse de figurar y centrarse en defender.

“No me gusta jugar con este estilo pero me tengo que adaptar porque esto es lo que hay”, declaró la estrella Merengue. Y aunque no le guste la forma, cree fervientemente en una posible remontada: “Con 2-0 y fuera de casa… en fútbol puede pasar de todo pero sabemos que es muy difícil”.

No quiso ahondar en su poca productividad, pero sí señaló que “¿ Messi? Contra diez es más fácil. Ojalá yo pudiera jugar contra diez también como le pasa a él”, esto a colación del arbitraje de Wolfgang Stark, de quien el portugués se quejó porque “yo no podía hablar con nadie. No he podido hablar con nadie en todo el partido porque era tarjeta seguro”.

“Todos habéis visto lo que ha pasado. Cuando estábamos once contra once quizá no estábamos jugando bien pero teníamos el partido controlado. Siempre es lo mismo contra el Barcelona, ¿es coincidencia? El 0-0 no es mal resultado, podíamos marcar en Barcelona a la contra. Además iba a entrar Kaká e íbamos a apostar por atacar en los últimos veinte minutos. Pero entonces han expulsado a Pepe y… Estamos muy tristes porque siempre es lo mismo contra este equipo y porque al ‘míster’ siempre le pasa lo mismo contra el Barcelona también”.

Lee también   Frankenstein o el moderno Prometeo