El astro de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo, se presentó en los juzgados de Madrid para hacer acto de presencia en el juicio en su contra por fraude fiscal y, a pesar que el jugador portugués fue condenado culpable, al llegar a un acuerdo con la fiscalía española no tendrá que cumplir condena en prisión.

Cristiano fue condenado a pasar 23 meses en prisión, pero su acuerdo con la justicia de España le permite no ir a la cárcel, además, tendrá que pagar 18,8 millones de euros de multa.

El actual delantero de la Juventus admitió que durante los años 2010 y 2014, durante su etapa como jugador del Real Madrid, realizó cuatro delitos fiscales defraudando a Hacienda por 5,8 millones de euros durante. El juicio realizado en la capital de España fue una mera formalidad tras el acuerdo entre jugador y la justicia.

El portugués estuvo acompañado por su novia, la modelo Georgina Rodríguez, además trató de no hablar con los medios aunque admitió, en una corta declaración, que “todo perfecto” sobre su situación.

No es el primer jugador que tuvo que enfrentarse a los juzgados españoles por problemas de fraude fiscal, antes sus excompañeros Luka Modric o Marcelo, el referente del  Barcelona, Lionel Messi, o su antiguo entrenador, José Mourinho, tuvieron procesos judiciales por evadir pagar impuestos.

No será la última vez que veamos a Cristiano Ronaldo enfrentando una acusación en los juzgados debido a que, de momento, aún permanece la denuncia por violación en contra del portugués y que está siendo investigada por la policía de Las Vegas, en Estados Unidos.

Lee también   IFAB propone cambios radicales en las reglas del fútbol mundial