No sabemos si realmente existe una rivalidad entre Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, o si es un invento mediático extraordinario del público y de la prensa especializada. El punto es que genera un morbo extraordinario.

Puede haber resultado, negativo obviamente, en que entre ellos se fecundó una animadversión.

Algo que Cristiano Ronaldo desmintió hoy, sin embargo.

“Nos hemos vuelto cercanos, siempre hemos tenido una buena relación, pero tal vez nos hemos vuelto más cercanos en los últimos años”, según cita Goal.com.

“Cuando estábamos sobre el estrado ni Messi ni Neymar hablaban inglés, así que yo era su traductor. Hablé con ellos luego, y les dije que no olvidarán pagarme luego de la traducción”.

En fin. Tal vez pudieran ser buenos amigos, rivales que se muestran incómodos cuando están juntos, debido a que eso es lo que espera el mundo de ellos.

Quizás.

Lee también   Mario Carrillo