Cristiano Ronaldo tuvo un enorme gesto con un cámara de la cadena Univision luego de abrirle una ceja de un balonazo durante el entrenamiento previo a la final de la UEFA Champions League.

El Real Madrid se encontraba entrenando en el Estadio Olímpico de Kiev, antes de la final frente al Liverpool inglés, y durante los ejercicios el portugués pateo un fuerte balón que lamentablemente pego en la cara del cámara, llamado Juan Lorenzana Prieto.

El jugador no dudo en acercarse a su «victima» para constatar su estado de salud y, luego que los servicios médicos del Real Madrid cerraran la herida, le regalo la sudadera de entrenamiento a modo de disculpa.


Cristiano buscara tener tan buena puntería y fuerza el próximo sábado cuando dispute su tercera final consecutiva de Champions con el Madrid tratando de lograr el hito de conseguir su tercer trofeo en la misma cantidad de años.

Lee también   Zidane, 10 Razones Para Dirigir al Madrid