CuatrouACerou.
CuatrouACerou.

CuatrouACerou.

De nueva cuenta volvió a pasar, los clubes de la Major League Soccer por enésima ocasión son eliminados por equipos mexicanos en la CONCACAF Liga Campeones.

Tal parece que lo que algunos aficionados y la mayoría de la prensa deportiva han llegado a justificar e incluso defender el »Crecimiento del Fútbol en Estados Unidos» cada vez se demuestra que esta estancado y solo una falacia.

A pesar de los intentos de la Major League Soccer por crecer su fútbol, como inyectar fuertes cantidades de dinero en hacerse de jugadores importantes que van de salida o fichar jugadores mas jóvenes, parece que año con año en enfrentamientos con equipos mexicanos, dejan en evidencia que los estadounidenses quedan eliminados de formas insólitas.

Dejando de lado los jugadores extranjeros de ambas ligas y solo enfocándonos en su base nacional, la diferencia entre los jugadores mexicanos y estadounidenses es abismal, es común ver las limitaciones técnicas de los futbolistas estadounidenses; como les ganan en mano a mano, definición a la portería, regates, centros, marcaje, juego por las bandas, contragolpes, recuperación, entre otros.

Lo vivido el martes y el miércoles, refleja el porque el fútbol en Estados Unidos sigue estancado y porque los equipos mexicanos jugando con muy poco gas y hasta tirando el carro atrás, les ganaron y no perdieron ningún partido.

Los partidos de cuartos de final de DC United vs Gallos Blancos del Querétaro, Santos Laguna vs LA Galaxy, América vs Seattle, Real Salt Lake vs Tigres UANL; dejaron en evidencia que los equipos norteamericanos les da miedo competir en estas instancias y que les da miedo jugar contra los equipos mexicanos.

Es increíble que DC United y Real Salt Lake tuvieron dos penales para cambiar la serie de sus partidos y a la hora verdadera la presión se los comió vivos.

Lee también   Dínamo de Zagreb, otra cara de la Champions

Ya ni hablar del Seattle Sounders y LA Galaxy, el TSM y la del Estadio Azteca les termino pesando, ademas de que en lugar de buscar un fútbol más ofensivo, terminaron jugando con el camión atrás y por errores infantiles quedaron fuera; todavía infame fue que el gol de Seattle en el Azteca fue un autogol de Pablo Aguilar, aun cuando le complicaron el juego al América en la ida por 2-2.

LA Galaxy dejo escapar una ventaja en la ida y dejo vivir a Santos Laguna, ya en Torreón jugo el Galaxy con miedo y no mostró hambre por luchar, Santos desde el primer gol los dejo fulminados, al final los estadounidenses murieron de nada.

Es ridículo que a los equipos de MLS les den cuatro boletos, cuando en este torneo; clubes de Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador y hasta Panamá que tienen dos boletos, han dado mayor pelea en la cancha ante los clubes de la Liga MX, siguen luchando aun si están perdiendo por la mínima diferencia o son goleados y hasta los centroamericanos han llegado a dar las sorpresa a los equipos mexicanos en CONCACAF Liga Campeones.

Este factor lo veremos año con año en cada enfrentamiento entre mexicanos y estadounidenses, los clubes de la Liga MX terminaran dominando este torneo en cada edición de la Concachampions.