Los gemelos Dely Valdés en pleno trabajo

Entre Julio César y Jorge, sumaron 35 goles para su selección. Son los referentes más contemporáneos del fútbol panameño en el mundo, como jugadores lo dejaron todo para la selección canalera. Vocación que no han perdido en su etapa de entrenadores.

Llegaron juntos al mundo el 12 de marzo de 1967. El fútbol corría por su ADN y desde temprana edad comenzaron a brillar por sus cualidades futbolísticas, lo que los llevó a Argentina, donde debutaron en el club Deportivo Paraguayo a temprana edad. Su físico, talento para definir y un buen promotor, los llevó juntos al Nacional de Uruguay para continuar con los albores de su carrera.

A partir de ahí, el destino los se separó. Mientras que Julio César probó las mieles de la élite en el futbol europeo, donde jugó en equipos como el Cagliari, Paris Saint Germain, Real Oviedo y Málaga, donde llegó a ser el mejor goleador del club con 34 tantos en el 2003; a Jorge el mundo del balón lo llevó a Chile y de ahí a un destino enigmático como el fútbol japonés, donde defendió los colores del Toshiba Kawasaki, Cerezo Ozaka, Tosu Futures y Consadole Sapporo. También jugó en la MLS con los Colorado Rapids.

La parábola del balón los colocó de nuevo en el Deportivo Árabe Unido, el único club panameño que se dio el lujo de tener entre sus filas a los gemelos Dely Valdés, quienes colgaron los botines como profesionales en dicho equipo durante el 2006.

Durante muchos años, el único punto de encuentro entre los gemelos, fueron las concentraciones de la selección, con la que disputaron juntos las eliminatorias mundialistas de Italia 90; Estados Unidos 94; Francia 98; Corea Y Japón 2002 y Alemania 2006. Nunca lograron la clasificación a una Copa del Mundo, pero siempre dejaron muestra del amor que tenían por sus colores nacionales. 22 goles de Jorge y 13 de Julio César con la selección, así lo demuestran.

Jorge y Julio César, provienen de una familia de barrio netamente futbolera en la ciudad de Colón, donde los vieron crecer jugando días y noches al lado de su hermano Armando (QEPD), quien también llegó a vestir los colores de la selección.

Lee también   7 robos arbitrales en copas del mundo

La selección panameña es para los Dely Valdés como su segunda casa. Viven, trabajan, se han sacrificado, han gozado y llorado por su bandera, enfundados en el uniforme que los representó y al cual ellos representaron con honor durante más de 16 años. Su pueblo les quiere mucho y ellos pagan al cariño con profesionalismo.

No es casualidad, que cuando su madurez les permitió tomar las riendas de las selecciones nacionales. Julio César dirige la mayor y Jorge la Sub 17, estas hayan conseguido resultados históricos, como los octavos de final en el Mundial de la categoría en México 2011, o el subcampeonato de la Copa Oro 2013, donde lograron algo sin precedentes, derrotar dos veces a México, el temible Gigante de Concacaf.

“Aquella selección era la primera que accedía al Mundial de la categoría. Nunca antes habíamos logrado la clasificación. En comparación con procesos anteriores la paciencia fue clave: antes, se juntaban los chicos tres o cuatro meses antes del torneo. Yo tomé la selección con año y medio de antelación”, explicó Jorge, de 46 años, tras lo que su equipo logró en el mundial Sub 17 que se celebró hace dos años en México.

Hoy su equipo se alista para jugar su segundo mundial consecutivo en Emiratos Árabes Unidos, donde pelearán en el Grupo C ante Croacia, Marruecos y Uzbekistán: “Vamos buscando mejorar. Tenemos la idea de que se puede llegar mucho más lejos”.

En la selección absoluta, el reto no es menor, se viene el partido más importante de su historia, ante México, en el estadio Azteca, con la ilusión de llegar al mundial por primera vez. En semejante empresa están los gemelos Dely Valdés, aquellos gemelos que nacieron con el don de jugar al fútbol y hacerlo siempre por los colores de su patria.

Cuidado con ellos.