Fue toda una revolución cuando el argentino Jorge Sampaoli fue anunciado como entrenador del Sevilla. El ex seleccionador de Chile, que había dejado el conjunto austral por la puerta de atrás luego de conseguir el primer título para ‘la roja’ en su historia, en su casa y como anfitriona de la Copa América de Chile en 2015, asumió con los andaluces tras la partida del mítico entrenador del club Unai Emery.

Poco duró la pasantía de Sampaoli con los blanquirrojos. Una Argentina revolucionada, luego de la salida de Edgardo «Patón» Bauza y la elección de un nuevo presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), los dirigentes albiceleste apuntaron alto para, con el equipo peligrando en la clasificación Suramericana, lograr revertir el bajón del seleccionado.

Sampaoli fue el elegido pos el nuevo presidente de la AFA, «Chiqui» Tapia que en un mal manejo de la situación, develó a destiempo la intención de Argentina por el timonel. Esto devino en un sinfín de pronunciamientos en pro y contra de la situación, que el mismo DT tuvo que salir a apaciguar diciendo que su «presente está en el Sevilla».

Ayer se dio un gran paso para poner fin a todo lo acontecido en torno al caso. Sevilla anunció un «principio de acuerdo» con la AFA para sumar a Sampaoli al banquillo nacional argentino. Eso sí, la entidad tendría que pagar la cláusula de recesión del contrato del técnico (1,7 millones de dólares).

“Este principio de acuerdo queda pendiente de la redacción y presentación de los pertinentes documentos, que deben estar firmados por las partes el próximo jueves 1 de junio”, divulgó a través de un comunicado de prensa el propio equipo hispalense.

Lee también   Tévez jugará con el City a pesar de su rechazo a seguir en el Club