La primera eliminatoria que inició rumbo a Qatar 2022 fue la asiática con sus 47 países afiliados. Tienen un formato de ida y vuelta en la primera ronda. Una fase de grupos en la segunda y tercera. Más un repechaje que permitirá confirmar las 5 selecciones clasificadas al Mundial.

Una de las eliminatorias de primera fase cruzó a Macao contra Sri Lanka, jugándose el partido de ida el pasado 6 de junio, donde resultó vencedor Macao 1-0 con gol de Filipe Duarte al minuto 53’ en el estadio Zhuhai Sports Center en China.

Macao es una región autónoma ubicada en la costa sur de China de 560 mil habitantes que posee dos características interesantes. Primero su idioma, y es que al ser ubicada por portugueses en 1556, este se convirtió en el lenguaje que más se utiliza, junto con el chino.

Macao previo al partido de ida contra Sri Lanka

La segunda es su excentricidad. Los excesos, la prostitución, los casinos y las hermosas construcciones le han permitido ganarse el apodo de ‘Las vegas asiáticas’. Un paraíso turístico que busca a través del fútbol seguir abriéndose espacio en el mundo actual.

En la otra acera, está el antónimo más cruel y despiadado. La República Democrática Socialista de Sri Lanka. Una nación de 20 millones de habitantes que fue bendecida con la fauna más extensa y variada del universo. Siendo esto un motivo de investigación científica constante.

El socialismo – ese gen maldito – llegó y transformó la economía de la nación que era reconocida por la producción y exportación de café. Gestando una política de estado más estatal y rígida, lo que de manera obvia la desestabilizó.

Las Fuerzas Armadas tomó el control de la nación. Lo que irremediablemente creó una fuerza de choque contraria al gobierno que en los últimos años ha estado realizando actos de terrorismo que sitúan a Sri Lanka como una de los países más peligrosos del mundo.

Lee también   “Se legisla demasiado en los deportes profesionales”: Tebas

Estas dramáticas circunstancias trastocaron el encuentro de vuelta. En parte gracias al acto de violencia y terrorismo ocurrido en abril de este año, donde 300 personas murieron.

Las opciones reales de más ataques llevó al alto mando de gobierno de dicho país, a recomendar no viajar a Sri Lanka. ‘Tras los atentados del 21 de abril de 2019 el riesgo de terrorismo o violencia en el país es alto. Se desaconseja viajar’. Informó la web de asuntos externos.

Los complejos escenarios y el peligro latente para la integridad de los jugadores, obligó entonces a la federación de Macao a negarse rotundamente a viajar hacia Sri Lanka.

Sabiendo que sería riesgoso y poco recomendable la realización del partido, los directivos de Macao propusieron a la FIFA jugar el partido de vuelta en un campo neutro. Tanto Sri Lanka como la FIFA denegaron esa petición.

Nicholas Torrao, jugador de Macao, habló con un periodista de Marca sobre el dramático final de la eliminatoria. “Nosotros queríamos que nuestra gente se sintiese orgullosa. Pero es terrorífico lo que se vive en ese país. Quedar eliminados de esta manera será algo terrible para nuestro fútbol.”

El juego de vuelta está programado para hoy 11 de junio. Cuando llegue la hora establecida y Macao no se presente, se confirmaría el ‘forfeit’. Esto inmediatamente los eliminará de sus opciones de seguir compitiendo por el sueño de Qatar 2022.