Manchester United recibió a Norwich y lo despachó con un contundente 4-0, en el debut de Ryan Giggs como técnico de los Red Devils.

La previa: Manchester United regresó a Old Trafford con nuevo técnico tras perder 0-2 frente a Everton. Norwich perdió 2-3 contra Liverpool.

El primer tiempo: El trámite, en general, fue de un ritmo semilento, con Manchester United manteniendo posesiones de balón largas y tratando de elaborar a partir de eso. El Norwich se limitó a aguantar, al grado de no tener ni una sola oportunidad a lo largo de todo el primer lapso. Y así, bajo esa tónica, llegó la primera oportunidad de Manchester United, con un disparo de Danny Welbeck bien atajado por John Ruddy.

Veinticinco minutos más: Pasó bastante tiempo hasta que los locales tuvieron otra oportunidad, esta vez en pies de Valencia. El ecuatoriano remató un balón habilitado por Wayne Rooney, que Ruddy detuvo sin contratiempos.

¡Pénalti!: Tras un balón en el área que disputaban Whittaker y Welbeck, se marcó una falta del primer sobre el segundo y el consecuente penal. Rooney fue el encargado de abrir el marcador al cobrarlo abajo y a la derecha, engañando al portero visitante.

Para el segundo tiempo: Ambas escuadras regresaron al campo de juego sin cambios. El marcador era remontable para el Norwich, pero no tenía la pelota ni para un contragolpe. Manchester United salió con intenciones de matar, y lo lograría.

¡Golazo!: Kagawa cedió para Rooney, que controló el balón, recorrió el borde del área y, con todo y caída, sacó un disparo colocado a segundo palo que Ruddy no pudo detener.

Lee también   “Hay que tomar este resultado con cautela”: Pizzi

Se vino la noche: Tras el 2-0, Manchester United buscó más rabiosamente ampliar su ventaja en el marcador. Vinieron remates de Welbeck y Rooney que no pudieron ver puerta por intervención del arquero, y uno más de Vidic que salió por arriba. Norwich tuvo su primera oportunidad con un disparo de Snodgrass que David de Gea detuvo muy bien.

El recién ingresado: Juan Mata tenía 3 minutos de haber ingresado al partido cuando amplió la ventaja: tras un atajadón de Ruddy a disparo de Rooney, el balón quedó suelto. Phil Jones lo volvió a meter al área y el español mató la trayectoria con el pie izquierdo para meter el tercero.

La Cereza del Pastel: Tras la enésima llegada devil, Valencia metió un centro al área, que Mata remató de cabeza a pocos centímetros de la línea de meta, y cerrar el marcador.

El resto del partido: Tras el cuarto gol, Manchester cedió la iniciativa a Norwich, que intentó elaborar pero no pudo exigir de más a David de Gea. Sin embargo, Manchester United tuvo más llegadas que no tuvieron suerte, incluida la última, de Hernández, que echó por un lado un mano a mano con el arquero.

 

ALINEACIONES:

Manchester United: De Gea, Vidic, Ferdinand, Evra, Jones, Cleverley (Hernández, 71′), Carrick, Kagawa (Young, 65′), Valencia, Welbeck (Mata, 60′), Rooney.

Norwich: Ruddy, Turner, Martin, Olsson, Whittaker, Howson, Johnson, Fer (Tettey, 80′), Redmond (Hooper, 69′), Snodgrass, Van Wolfswinkel (Elmander, 57′)