La madrugada de este 03 de febrero, el defensor del Atlético de Madrid, Lucas Hernández, fue puesto bajo arresto luego de que su novia llamara a la policía por recibir agresiones de su parte.

Según registra el diario El Mundo, el central francés, estaba ebrio cuando la Policía de Las Rozas de Madrid, le arresta. Hernández negó todo a los agentes policiales.

La novia del jugador fue arrestada, pero soltada rápidamente y trasladada al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, por presentar lesiones leves.

El diario antes nombrado comentó como fueron los hechos según las declaraciones de Hernández: “llegó de madrugada al domicilio, tras lo que se produjo una fuerte discusión durante la cual la mujer le habría golpeado en el coche y él, al apartarla, provocó su caída”.

Lucas Hernández ha sido acusado de un delito de malos tratos y la fiscal encargada del caso ha pedido al juez que otorgue una orden de alejamiento mutua entre los implicados.

En la rueda de prensa previa al partido contra el CD Leganés, el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, manifestó: “no tengo ninguna versión oficial de lo que ha pasado y bueno obviamente al no tener ninguna información que comentarles, me parecería apresurado dar alguna opinión (…) hemos leído, hemos escuchado las informaciones no oficiales que han salido y lejos de esto no podemos comentarles”.

Lee también   La fuga de Messi