Por un año más, el FC Barcelona jugará la final de la Copa del Rey para intentar seguir sumando su título más repetido. Este año su cita será frente al Sevilla, con fecha y estadio ya definidos.

Antes de instalar el siempre polémico tema de jugar la final en el Santiago Bernabéu, la Real Federación Española de Fútbol anunció que la sede para la gran final será en Madrid, pero en el estadio Wanda Metropolitano.

Esa fue la decisión tomada por los directivos este lunes luego de una reunión en la sede de la Federación, donde también se acordó que el choque se hará el 21 de abril para no entorpecer el fin de LaLiga, la Champions League y los preparativos para el Mundial.

Una vez más el campo del Atlético Madrid servirá de localidad para el gran partido, aunque será la primera vez del nuevo Wanda.

Lee también   La emocionante historia de Mourinho y el mexicano