Diversos países decidieron tomar fuertes medidas para evitar la propagación del coronavirus, eso sin importar quien es el perjudicado. En esta oportunidad, el Gobierno serbio cumplió al pie de la letra lo que advirtieron.

El delantero de la selección de Serbia Aleksandar Prijovic fue condenado a tres meses de arresto domiciliario por irrespetar las restricciones impuestas en ese para combatir la epidemia del Covid-19.

Prijovic, actual jugador del Ittihad saudí y antiguo futbolista del PAOK y Parma, fue condenado el pasado viernes por estar en un hotel de Belgrado junto a una veintena de conocidos, quienes se habían reunido para tomar unas copas, pese a la prohibición de reunirse más de cinco personas en espacios cerrados y de dos en el exterior.

El Gobierno serbio impuso una serie de medidas para prevenir la propagación del coronavirus, entre ellas, un toque de queda entre las 17.00 y las 05.00 durante los días de semana y una prohibición total los domingos.

En Serbia hay, hasta este domingo 5 de abril, 1.624 casos de coronavirus confirmados y 44 muertos.

Lee también   “Pude haber ido al Madrid”: Witsel