El paraguayo Salvador Cabañas, ídolo de las Águilas del América, podría regresar al futbol luego de un intento fallido con el club 12 de Octubre de su natal Itauguá. Así es, el Tanabi Esporte Clube de Brasil se ha interesado en sus servicios, incluso ya se pusieron en contacto con el padre del exjugador americanista. La idea del club es llevar a un jugador de renombre al equipo para adquirir mayor publicidad en el mercado brasileño.

Hace cuatro años una riña entre Cabañas y el JJ terminó con la brillante carrera de quien fuera atacante del América en aquella época, desde entonces el jugador vive con una bala alojada en su cabeza. Los médicos que trataron a Chava diagnosticaron que sería imposible su retorno a las canchas, pero el jugador no pierde la esperanza.

El Tanabi ya oficializó el interés por contratar al delantero paraguayo, la idea del club es llevar a sus filas a un jugador mediático –Cabañas fue ídolo en México y en la Selección de Paraguay-, para causar “ruido” en el futbol local y atraer patrocinadores. El club brasileño no es el primero que piensa en Cabañas con este fin, el mismo 12 de Octubre lo intentó, de igual manera lo hizo el General Caballero de Zeballos Cué y también los Murciélagos FC de la segunda división mexicana.

Salvador actualmente labora en el negocio familiar –una panadería- pero se sigue ejercitando para no perder el hilo del futbol. Directivos del Tanabi viajaron a Paraguay para contactar al jugador y platicaron con su padre, sin oficializar algo hasta el momento en se escriben estas letras.

«El presidente estaba intentando contratar a un nuevo jugador famoso para atraer a la prensa y hacer un trabajo de marketing, tuvo la idea de Cabañas. Aceleramos el proceso y volamos a Paraguay. Tuvimos contacto con el padre de Cabañas y le hicimos una propuesta oficial», comentó Alessandro Japa, gerente deportivo del club en radiodifusoras brasileñas.

El Tanabi Esporte Clube juega en la 4ta división de la Federación Paulista de Futbol, fue fundado el 28 de diciembre de 1942. Levantó el campeonato paulista de la Serie A3 en 1956 y obtuvo el subcampeonato de la segunda división en 2003. Su época dorada fue en los años 80 cuando casi logra el ascenso a la máxima categoría del futbol brasileño.

Lee también   Adiós a los "goles fantasma" en Alemania