La liga de Turquía, conocida por su buena capacidad financiera, ha logrado seducir en los últimos años a futbolistas como Samuel Eto’o, Robin Van Persie, Ricardo Quaresma o más atrás en el tiempo, a Roberto Carlos. Ahora, para 2017-2018 tienen planes de llevar más estrellas.

El primero de ellos sería el actual jugador del Real Madrid, Pepe, quien acaba contrato próximamente con el club blanco y por ello el Galatasaray ya le habría ofrecido dos años por ocho millones de euros en salario, según el medio turco ‘Fanatik’.

Al interés del Galatasaray por Pepe se suma la competencia, el Besiktas, club que también busca romper el mercado. Su objetivo no es otro que el español Cesc Fábregas, futbolista del Chelsea.

Según Sport, el presidente de ese equipo hasta habría viajado a Inglaterra para negociar el pase. Y ‘The Sun’ asegura que en los planes también entran Özil y Falcao.

El deseo de estos clubes, de los más importantes de Turquía, es reforzar las plantillas de cara al nuevo torneo y principalmente para buscar una buena actuación en la UEFA Champions League.

Lee también   Español dejó a su equipo por no recibir el pago durante la pandemia