Luego del regreso de su lesión, Coutinho ha bajado notoriamente su nivel con respecto al mostrado antes de su ausencia. Su participación ha venido a menos y más a sabiendas de las buenas actuaciones que ha tenido Ousmane Dembélé.

El brasileño, que hace un año costó 120 millones de euros, tuvo buenas actuaciones dentro del terreno de juego, incluso cuando coincidió con el francés por las bandas, sin embargo, este experimento no duró mucho puesto que la utilización de los dos por una de las bandas dejaba un vacio en el mediocampo.

Es allí cuando Ernesto Valverde decidió utilizar a Arthur Melo o Arturo Vidal en el centro del campo, teniendo la decisión de relegar al banco al carioca o al galo, siendo este último el sacrificado.

Posteriormente, una lesión de ‘Cou’ ante el Inter por la Liga de Campeones dejó la puerta abierta para que el joven campeón del mundo mostrara lo que tiene para dar por ese extremo del campo, y no ha defraudado.

El propio entrenador aseguró que son los mismos jugadores los que tienen que luchar para poder revertir una situación adversa que los perjudique.

Si no están contentos deben trabajar para jugar. No le doy mucha importancia a estas cuestiones”, indicó Valverde cuando fue preguntado sobre las quejas del ex Liverpool sobre su poca participación en el rectángulo verde.

Lee también   Triple Shake